A pesar de que el primer precedente del Gremi de la Indústria i la Comunicació Gràfica de Catalunya se asocia a las cofradías de impresores de Barcelona de finales del s. XV, el embrión de la entidad tal como la conocemos a la actualidad se sitúa al 1948 con el Gremio de Maestros Impresores de Barcelona y su Provincia, Tipógrafos, Litógrafos y afines que inicialmente aglutinó unos 2.000 empresarios y cerca de 15.000 trabajadores.

En la etapa moderna, el Gremi tuvo como primer presidente al Sr. José María Gómez Rivera (1948-1962) y al principio contó entre sus atribuciones las de distribuir materias primas y gestionar la renovación de la maquinaria. También organizó el primer Congreso Nacional de Artes Gráficas. A partir de aquí, Cataluña empezaría un liderazgo en el sector de los artes gráficas al Estado que ha mantenido hasta la actualidad.

De hecho, los primeros gremios sirvieron hasta el s. XVIII a los colectivos de artesanos para preservar sus privilegios laborales y al antiguo régimen para sostener el entramado político. Ya al s. XIX, uno de los antecedentes destacados fue el Instituto Catalán de las Artes del Libro, que creó una escuela de futuros profesionales del libro. Este sector fue muy activo en el mundo asociativo hasta que llega la guerra civil que deja muy tocada la industria gráfica que necesita unos años para reavivarse, superar las colectivizaciones y recuperar el patrimonio una vez acabado el conflicto.

Volviendo al Gremio de Maestros Impresores de Barcelona y su Provincia, Tipógrafos, Litógrafos y afinas, al 1960, todavía bajo la presidencia del Sr. José María Gómez, la entidad traslada sus oficinas al c/Diputació, 306 para ampliar sus actividades; dos años más tarde, el Sr. Miquel Sabaté y Pijoan (1962-1971) es escogido presidente e inicia un mandato de una gran estabilidad económica y un fuerte desarrollo de la actividad en qué al Gremi se le atribuyen funciones como la recaudación tributaria. Al Sr. Sabaté lo sustituye el Sr. Bernardo Gómez Montorio (1971-1978), que se dedica a implementar el régimen de calificaciones profesionales vigente al convenio en una época marcada por la conflictividad social y la transformación de las estructuras organizativas. El próximo presidente es el Sr. Antoni Algueró y Algueró (1978-1995), el primero escogido por la asamblea general y que destaca para saber cohesionar la entidad y otorgarle un papel relevante así como ampliar los servicios; en esta etapa se impulsa la revista Gremi y se crea la figura del secretario general. Otra de sus hitos es la compra de patrimonio como el local donde hoy reside la sede social del Gremi, a la Gran Vía, 645 6º de Barcelona, que se realiza al 1980 con la ayuda de los agremiados. Bajo el mandato del Sr. Algueró, el Gremi apuesta también para potenciar la formación profesional fundando un centro propio: la Escuela de Formación Profesional “Antoni Algueró”, creada al 1987 en Sant Just Desvern. A banda, se incorpora a la entidad el Gremio de Manipulados de Cartón que convierte al Gremi en la patronal más representativa del ciclo gráfico de Cataluña. Después de la muerte repentina del Sr. Algueró en marzo de 1995, el Sr. Germán Gorri Ochoa (1995-2003) se pone al frente de la entidad con una programa en que reafirma la voluntad de la asociación de hacer de la formación uno de los ejes principales junto con un proceso de modernización y mejora de los servicios y la estructura organizativa. Lo siguieron en el cargo el Sr. Bernat Gómez (2004- 2012), el Sr. Francesc Hostench (2012-2015) y el Sr. Iban Cid, actual presidente. Este último ha iniciado una nueva etapa al 2015 en qué quiere que el Gremi sea el palo de pajar del sector, se haga más visible a la sociedad y contribuya a los procesos de innovación a las empresas. Otro de los hitos que se marca es potenciar la Escuela “Antoni Algueró”.

La información de esta sección ha sido extraída del capítulo “El asociacionismo empresarial en la época contemporánea”, de Josep M. Mundet y Gifre, incluido al libro “Cinco Siglos de Historia Gráfica: Gremio de Industrias Gráficas de Barcelona 1498-1998”, publicado por el Gremio de la Industria y la Comunicación Gráfica de Cataluña.